FANDOM


En su día, Yamaha revolucionó el mundo de las supersport en su más famosa categoría, las de 600 cc. Cuando nadie esperaba que esto volviese a suceder, cuando esto parecía imposible, Yamaha sacó al mercado su modelo R6R. La expectación fue total. ¿Cómo es posible que la marca que tiene la moto más deportiva de 600cc, con el permiso de la competencia, saque un modelo más deportivo y radical en la misma categoría?. Pues fue posible. Y lo fue hasta el punto que la moto referencia hasta entonces entre las deportivas de 600cc, la R6, pasó a ser la deportiva "sport", la deportiva fácil y poco radical de uso diario. Si bien es cierto que la competencia, especialmente suzuki, había recortado mucho terreno a la R6 en la categoría de 600cc hasta el punto de aventajarla, también lo es que la R6 seguía teniendo armas suficientes para codearse con la suzuki y las demás deportivas. Una vez pasados los mismos rumores e incertidumbres que vivimos al aparecer el modelo del 99 de la R6, dudas sobre su efectividad, dudas sobre su durabilidad por las altísimas rpm, una vez pasado eso la nueva arma de Yamaha, la R6R, demostró que volvía a ser la reina absoluta entre las supersport.La más eficaz, la más potente, la más deportiva. Una moto simplemente diseñada para vencer en circuito. [1]Su motor es infinito. Las revoluciones por minuto que puede alcanzar dar vértigo. Su potencia y rabia al empujar por encima de las 15000 rpm te deja blanco y con los pelos de punta, y sin embargo su manejabilidad y agilidad la hacen fácil, fácil, facilísima de conducir, y fácil de pilotar. Quizás lo más meritorio de la moto es que a pesar de su agilidad, cuando vamos a buscar los tiempos en circuito ofrece un aplomo digno de la mejor deportiva. Y digo en circuito porque para buscar los límites en curvas de carretera abierta a esta moto debemos ser pilotos muy muy expertos, y realmente también bastante inconscientes, porque con la Yamaha R6R, hablar de buscar los límites es hablar de una nueva dimensión de pilotaje en lo que a velocidades, aceleraciones y pasos por curva se refiere. En carretera eso es jugarte la vida en un pequeño error. En definitiva, esta es la moto para quienes buscan lo último, lo más radical, lo más deportivo, la máxima eficacia en circuito, la "máquina de matar".

[2]

[3][4]